Archivo mensual: febrero 2017

JUICIO A ARTUR MAS MIEDO A SU INHABILITACION POR 10 AÑOS

MIEDO A LA INHABILITACION POR 10 AÑOS COMO SENTENCIA mientras uno se duerme ¿de aburrimiento? en La Sala
dormilon-por-masArtur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau, como colofón final a todo lo escuchado durante cuatro días que ha durado el Juicio en el TSJC por presunta desobediencia al TC dejando celebrarse el 9-N, en el turno final de palabra, han confundido por deformación profesional, el banquillo de acusados que ocupaban, con el púlpito desde el que acostumbran a encantar con sus tergiversaciones a la opinión pública. Del aburrido mitin resultante desde el caliente banquillo, un asistente de entre el público que estaba detrás como se aprecia en las imágenes, se dormía entre cabezazos y poco le faltó para ponerse a roncar. (Hay que reconocer que a las 16.00 h. después de comer “montgetes i butifarres amb amanida” la digestión pesa mucho siendo momento de hacer la siesta, máxime escuchando el suave tono patibular de los trasnochados discursos con sabor a “déjà-vu” de los acusados).
Con la arrogancia propia del intrépido líder que arrastra en su imprudencia a sus conversos, Artur Mas defendió que “no se les juzgaba por desobedecer el Constitucional sino “por el éxito del 9-N”” declarándose en héroe de la hazaña como “responsable político” del 9-N, pues naturalmente el 9-N no fue un acto jurídico ni jurisprudencialmente constitucional, sino un despilfarro de fondos públicos desviados de su función y un levantamiento de irresponsabilidad, que lo justificó “por la demanda de la gente” y del Parlamento de Cataluña. (Evidente que si “a la gente” -profana en leyes- se la induce desde una Generalitat temeraria, presuntamente prevaricadora y rebelde, a demandar necesidades creadas por menesteres adoctrinados mediante vías inadecuadas, es fácil escudarse y excusarse en sus catequizados ).
Artur Mas, en referencia al presunto desconocimiento de la ley -(inexcusable en un Alto Cargo y que menos aún le exime de responsabilidad)- por el que no acató la orden del TC de suspensión del 9-N, como alusión a la presunción de inocencia defendió “que no han cometido ningún delito, ni él, ni Ortega, ni Rigau ni Homs”, de lo que están “íntimamente convencidos”.
Mas subrayó que el éxito del 9-N no gustó a determinadas instancias del Estado y del Gobierno, y “como se consideró un desafío”, -(fue más bien una provocación despreciativa hacia el Estado de Derecho, rompiendo las reglas del juego democráticamente elegido de la convivencia)- “ahora se pretende que este desafío se pague por parte de algunos”,
Mas preguntó cuántos juicios de estas características deberían haberse celebrado teniendo en cuenta las desobediencias que el gobierno español hace constantemente en el TC pues  “si fuéramos aquí sólo para desobedecer el TC, ¿cuántos juicios de estas características debería haber constantemente por desobediencias manifiestas del gobierno español en el Tribunal Constitucional, un gobierno que desobedece sistemáticamente las resoluciones y las sentencias del Constitucional?”-(sin especificar a cuáles se refería ni enumerarlas, resultaba nulo fácil recurso acusativo, pues todo cuanto consta a la acusación popular es que en relación a las sentencias del Tribunal Constitucional que en determinado listado se dicen incumplidas por el gobierno español, es necesario, para que pueda apreciarse la existencia de un delito de desobediencia a la autoridad judicial, que por parte del máximo intérprete de la Constitución se haya emitido un requerimiento dirigido a los destinatarios de las citadas resoluciones para que lleven a su efectivo cumplimiento los pronunciamientos contenidos en ellas. Arca Ibérica no tiene constancia de que  concurra esta circunstancia, por lo que en nuestra opinión no concurre el referido elemento objetivo del delito por el que hoy calienta el banquillo de acusados el Sr. Mas).
Especificó que “los miembros del gobierno, cuando prometen el cargo, prometen lealtad al presidente de la Generalitat”, -con lo que recordó a más de uno esta afirmación, la incondicional ceguera fanática de ciertas formaciones hacia sus caudillos, “fürers” o profetas, que solo trajeron ruina a la humanidad-.
Para confirmarlo, señaló que “Joana Ortega, Irene Rigau y Francesc Homs se comportaron con esta debida lealtad, pero las directrices y las indicaciones emanaban del presidente de la Generalidad” como en alusión a un paranoico y sus seguidores esquizofrénicos.
….y bla bla bla bla bla haciendo roncar detrás de sí al asistente que hacía la digestión de “les montgetes amb butifarres”….para quien fue Sermón Perdido.
dormilon-por-ortega
Después, Joana Ortega con aire patibular y tono depresivo, dijo que “Se me juzga por una actuación política y por la actuación de un gobierno democrático que obedecía un mandato parlamentario”, -( reiterando con ello la misma confusión de conceptos por manipulación política y negligencia en su comprobación de la veracidad jurídica)-.
Ortega añadió que “dar la voz al pueblo no es ningún delito. Y que lo que ellos hicieron fue dar la voz a la ciudadanía y que, por tanto, tiene la conciencia tranquila”.-( Más le vale cuando la caída por omisión a la ley y desprecio a la democracia constitucional que los inculpados niegan, ha sido la misma)- .
Explicó que, “con los tiempos que se viven, los ciudadanos no son sujetos pasivos y que ella nunca se ha escondido detrás de los ciudadanos ni de los voluntarios, que fueron el verdadero motor del 9-N”, -omitiendo con estas afirmaciones que ella como Consellera durante su cargo, transfirió el peligro del acto ilegal en manos de “los voluntarios” previamente adoctrinados, retirándose discretamente a una retaguardia desde la que controlaba con tacto y reserva el proceso urdido por su grupo-.
Con la voz quebrada y a punto de romper en lágrimas cuando espetó que “siempre ha actuado de acuerdo con sus principios y acciones, y que siempre ha defendido que “la democracia crecerá a golpes de democracia y no a golpes de tribunal” nos preguntamos cómo ha actuado la Generalitat frente a infractores de las normas catalanas; si ha sancionado, o si por el contrario, ha condonado y transigido por entender saltar sus propias normas ser “democrático”…
dormilon-por-ortega
(Entre tanto, el durmiente detrás de Ortega, seguía pegando cabezadas sin que los argumentos de Joana le llegaran. Sermón perdido).
Ortega ha concluido su intervención añadiendo para mayor ironía y sarcasmo “que el 9-N fue el día que más honró su “trayectoria como servidora pública””, -(demagogia significando en el fondo, que el objeto perseguido, es que el público hacia el que se llama “servidora”, LA SIRVA A ELLA cuando le dieran la Definitiva Poltrona de una hipotética República Catalana y la Hacienda, naturalmente)-.
Toma el último turno de palabra la exconsellera Irene Rigau citando versos de “Proverbios y cantares”, de Antonio Machado:
“Para dialogar, preguntad primero, después escuchad.”-dijo, lo que resultó sorprendente no por tratarse de un poeta de lengua castellana (la de los “invasores”) sino porque el mensaje de dichos versos es el que tuvo que aplicarse ella antes de colaborar en la organización del 9-N.
A las manifestaciones de Irene Rigau se nos confirmó estar “el mundo al revés” en la Generalitat de Catalunya.
Rigau para poder dialogar, ni preguntó ni menos escuchó a la Orden del TC de 4 de Noviembre 2014. Sin embargo nos dio lecciones desplazadas afirmando que “España tiene olvidados estos versos y que la democracia representativa debe reforzarse con la participativa y la directa, y que la convivencia se garantiza a través de una democracia fuerte”, -cuando precisamente y parece que no lo sabe, es nuestra democracia resultado de la participación en las urnas de todos los españoles desde 1978 y que cada cuatro años renovamos elecciones en las que también participan los catalanes-.
Y pareciendo de entre los tres acusados la menos afectada anímicamente, en su eufórica alocución, sobre los directores de escuela, quiso dejar claro “que no les habrían perjudicado nunca” -cuando sin embargo les instaron a dejar las llaves de los centros en manos de particulares desconocidos…y contrariamente a las afirmaciones de Rigau, la temeraridad se dispuso y transmitió a los directores de escuela por intereses políticos al margen de la legalidad-.
dormilon-por-rigau
(Entre tanto, el durmiente detrás de Rigau, seguía pegando “cabotaes” para quien el verbo de Rigau predicó en desierto. Sermón perdido).
Rigau, ya al final de la intervención, recordó sus inicios profesionales en tiempos franquistas de los que a más de uno hizo pensar que tomó buena nota de la que inspirarse para la organización del 9-N : fondos desviados, desobediencia, opacidad y demagogia por la que mediante el instituto de la tergiversación exclamó que “no me puede inhabilitar la democracia por un delito que no he cometido”, -(queriendo decir en realidad, todo lo contrario)-.
Como guinda y colofón, Irene Rigau ha afirmado “que está convencida de que no ha delinquido”.
(…Ya que de ilusión también se vive para mantener buena conciencia).
El presidente del Tribunal dejó visto para sentencia el juicio por el 9-N, tras haber oído las “alegaciones” de los no arrepentidos,  Mas,  Ortega y Rigau, si contra la pena solicitada por los denunciantes de 10 años y 9 años de inhabilitación, para el Tribunal no han Predicado en Desierto ni haber significado  Sermón Perdido.